Please follow and like us:
5

Las Artes Marciales “mecánicas”

En mis etapas de artista marcial adolescente, fuí fan de Bruce Lee. Por supuesto que me sentí atraído primero por lo popular, ya sabes: Las películas, los pósteres las revistas, etc. Pero conforme empecé a madurar, comencé a estudiar su filosofía, sus libros, las cosas que él escribía y traté de entender un poco más sus conceptos.

He de aceptar que en ese entonces, Brucee Lee era definitivamente demasiado intelectual para mí, así que no comprendí el cuadro completo de lo que estaba hablando, “me aburrió”. Yo quería aprender movimientos rápidos, quería desarrollar habilidades físicas, no que me pusieran a pensar. Así que terminé por dejar de estudiar a Brucee Lee en esa época; pero con el pasar de los años y conforme mi necesidad de desarrollar movimiento se ha ido sintiéndo satisfecha, me volví a interesar en la parte intelectual de las artes marciales, y por ende me volví a interesar por estudiar a Bruce Lee

Este no es un artículo para hablar de Bruce Lee, sin embargo, no puedo evitar mencionarlo, porque al estudiarlo, descubrí que sus artes marciales eran muy intelectuales. Cuando yo era joven no era muy intelectual, así que en ese entonces no me sentí interesado, pero ahora… ¡Se me abrió de repente un mundo nuevo de entendimiento estudiando a Bruce Lee!…

Bruce Lee decía que las artes marciales se habían convertido en un grupo de movimientos predeterminados que “no llevaban a ninguna parte”. Decía que lo que alguna vez fué espontáneo, se había tornado con el tiempo en la repteción “religiosa” de técnicas y creencias que ya no eran válidas y que un artista marcial tiene que evolucionar, al igual que el sistema marcial que practica. De hecho, cuando él presentó por primera vez estas teorías públicamente, a la comunidad de artes marciales de Estados Unidos, en un torneo ¡Lo abuchearon! ¡La gente, la comunidad marcial se negó a creer lo que Bruce Lee estaba diciéndo y la mayoría pensaban que estaba loco! Puedes verlo en una escena de la película biográfica: “Dragón the Bruce Lee Story”, (que por cierto es muy buena, te la recomiendo)

Lo que logré entender estudiando todo lo que he podido sobre Bruce Lee, es que él ya no siguió desarrollando todas las ideas que tenía, para su sistema marcial, porque encontró una oportunidad en el Cine y se dedicó a eso de lleno los últimos años de su vida; así que el asunto “se quedó sobre la mesa” ¿Me explico? Bruce puso sobre la mesa del conocimiento de las artes marciales un planteamiento, y en realidad casi nadie le hizo caso, no lo escucharon

Bruce Lee no estaba “inventando” un arte marcial nuevo, que nada más combinara cosas de distintas artes marciales ¡Estaba haciendo un planteamiento trascendental, porque nos estaba dando la clave para “evolucionar”! Evolucionar la manera de ver las artes marciales, evolucionar la manera de entrenarlas y por ende hacer que las artes marciales contribuyan a que las personas evolucionen más entrenándolas. El sistema marcial de Bruce Lee, el Jeet Kune Do, sí pasó a la historia, por así decirlo, pero estaremos todos de acuerdo que no fué un programa terminado, él no terminó de plantear todas sus teorías, aunque lo que dejó, fué material “para rato”

Hoy comencé esta nota hablando de esto, porque es un buen contexto para explicar mi punto. Yo estoy de acuerdo con Bruce Lee, me consta lo que dijo y me consta que las cosas no han cambiado mucho: El común denominador de los sistemas de artes marciales, se han vuelto mecánicos. A eso que Brucee Lee describe como: “movimientos predeterminados y rutinas que no te llevan a ninguna parte”, yo le llamo Mecanicidad

La mecanicidad

Cuando estamos aprendiendo un movimiento, al principio, toda nuestra atención está en su desarrollo. Pero una vez que lo hemos dominado y lo podemos hacer “hasta con los ojos cerrados”, el movimiento de vuelve mecánico, es decir, ya te sale naturalmente, sin que tengas que pensar en ello o poner atención siquiera, como caminar, conducir o escribir. Desarrollar un grupo de movimientos mecánicos es indispensable. Es lo que los maestros llamamos: “Los básicos”. Tienes que haber desarrollado muchos “básicos”, para poder seguir subiendo en la escala, del desarrollo motriz, y por ende del arte marcial que practicas

Las escalas del desarrollo marcial

Vamos a verlo de este modo: Piensa en una escala musical. Un arte marcial, y en general cualquier disciplina motriz, (podemos verlo también el Ballet), es como una escala musical de habilidades, en la que tienes que recorrer toda esta escala, para alcanzar a “vibrar” en la nota más alta, que estaría representada por las habilidades de un experto. De hecho, los expertos que contribuyen al desarrollo de un sistema marcial, son personas que han llegado a las notas más altas de la “partitura motríz”, son capaces de ejecutar movimientos que la mayoría no podría ¿No es por eso que admiramos tanto a los deportistas, a los pianistas y a cualquiera que haya desarrollado una habilidad en un nivel de ejecución muy alto?

Este conjunto de “básicos”, que desarrollamos cuando somos principantes, son nada más las notas más bajas de la “tesitura” de lo que una persona es capaz de expresar con su movimiento, si estuviera usando todas sus capacidades ¿Me estoy explicando? Esto es un poco complicado, pero es algo muy interesante e importante entenderlo, si de verdad quieres llegar a lo más alto de las habilidades motrices de cual sea el arte marcial que practiques, así que te sugiero que te tomes con calma entenderlo. Si ya entendíste bien el concepto hasta aquí, continuémos, si no, vuelve a releer lo anterior o leélo un poco más tarde cuando tu mente esté más despejada, pero si estás listo, sigamos…

Los hábitos mecánicos

Una vez que hemos desarrollado un conjunto de habilidades mecánicas para un arte marcial o deporte, no deberíamos parar allí, y este es exactamente el error más común de un practicante de artes marciales. El hecho de ya dominar un grupo de movimientos, nos hace sentirnos en una zona de “confort”, de la que luego es muy difícil salir

Cuando estábamos recién aprendiendo, estábamos alerta, estábamos atentos, estábamos totalmente presentes. Pero una vez que nos hicimos “expertos”, dejamos de poner atención y dejámos de buscar cosas relamente nuevas. En otras palabras, ya nada más nos la pasamos entrenando y desarrollando más movimientos, pero todos ellos mecánicos, repetitivos

Cuando estaba desarrollando movimientos nuevos, estaba incómodo, no estaba en una zona de confort. Así que si quiero seguir evolucionando, debo mantenerme permanentemente en la incomodidad, estar haciendo movimientos realmente nuevos, ejercicios realmente nuevos, y trabajando las áreas que más necesito, no nada más las que me gustan y que ya domino. Si ya domino una habilidad, ya nada más debería hacer ejercicios de “mantenimiento” de esa habilidad, y debería enfocarme en estar trabajando con las áreas que tengo menos desarrolladas

En mi opinión, ésto era lo que Bruce Lee estaba tratando de decirnos de algún modo. Creo que él se encontró con la Mecanicidad de las artes marciales, y estaba tratando de explicárnosla. Yo creo que él pudo tocar una escala muy alta o una “tesitura” muy alta en las habilidades motrices y marciales. Yo creo que alcanzó a tocar una escala que la mayoría no podemos tocar ni en sueños todavía, y que desde “allá arriba” estaba tratando de explicarnos lo que veía desde allí… pero no le entendimos

Seamos honestos ¿No es verdad que las artes marciales se han vuelto muy mecánicas? Yo recuerdo que cuando sentía que un maestro o un arte marcial ya no tenía nada más que enseñarme, me iba a buscar otros horizontes, porque sentía este anhelo por seguirme expandiendo. Aprender más, no significa aprender más Katas, ni más téncnicas de defensa personal, ni ganar más trofeos. Esas cosas no son malas, pero son nada más una escala. ¡Hay mucho más!

Buscar otros horizontes del conocmiento no es malo, al contrario, es lo que deberíamos estar haciendo, si es que queremos evolucionar Yo mismo he sentido esto, la mecanicidad, estar “mecánico” como maestro y como practicante. Le digo “estar mecánico”, porque es como un estado de consciencia. Es permancer inerte, apático, dejar de entrenar, dejar de leer, dejar de aprender y empezar a engordar, y para mí, es el infierno. No me siento bien conmigo mismo cuando soy incongruente, cuando les digo a mis alumnos que entrenen y que salgan de su zona de confort, cuando yo mismo estoy en mi zona de confort

Las artes marciales son vastas y hermosas. Hay mucho, ¡pero mucho! por aprender de ellas. Tendría que vivir siglos enteros y pasármela entrenando, y estudiando día y noche para alcanzar apenas a entender un pequeño espectro de todo lo que abarcan y de todo lo que ya se tomaron la molestía de desarrollar muchos maestros a lo largo de la historia ¿Cómo es posible que diga que amo las artes marciales y que son mi pasión, si no siento el hambre por obtener al menos un bocado de todo ese enorme pastel?

Hoy pregúntate:  ¿Me siento apasionado todavía por entrenar? ¿Me emociona saber más? ¿Estoy incódo cuando entreno? ¿Me obligo a disciplinarme y hacer las cosas que creo que debo hacer para continuar con mi desarrollo como artista marcial? ¿Estoy buscando de verdad nuevos horizontes? Si tu respuesta es no, tal vez ya te estancáste en tu zona de confort, tal vez ya practicas… las artes marciales mecánicas… Y esto no es malo, la evolución comienza, cuando nos damos cuenta que no estamos expresando todo nuestro potencial. Si ya estamos entrenando artes marciales ¿Por qué no buscar entrenar y expresar el máximo potencial que nos sea posible? Pero eso requiere mucho trabajo y mucho aprendizaje, pero lo más importante: Requiere que salgamos de nuestra zona de confort, que salgamos de la “mecanicidad”.

Facebook Comments

You must be logged in to post a comment.