EL CUARTO DRAGÓN

Artes Marciales Integrales


Existen las Artes Marciales externas y las internas.

En las artes marciales externas, entrenamos el cuerpo y todo lo físico. En las artes marciales internas, entrenamos la mente, las emociones, la voluntad y el espíritu. Entrenar ambas cosas, es lo que llamo: "Artes Marciales Integrales".

Maestros y escuelas que nos enseñen a entrenar las artes marciales externas, hay muchos. Pero escuelas que nos enseñen a entrenar en balance lo interno y lo externo, hay muy pocas.

Yo, además de entrenar artes marciales, toda mi vida he estado luchando por alcanzar el balance interior, a traves de libros, filosofías, maestros y Coaches. He tenido muchos maestros y mentores en diferentes áreas de mi vida, y he comprobado que las artes marciales solo pueden darnos su más grande beneficio, si las entrenamos integralmente.

EL BALANCE INTERIOR

El balance interior es resultado de la interacción entre dos fuerzas: La suavidad y la dureza, la fuerza bruta y la inteligencia. Buda descubrió esto e implementó las artes marciales como práctica espiritual para sus monjes. A la espiritualidad le falta fuerza bruta y a la fuerza bruta le falta sensibilidad. Una persona equilibrada debe ser inteligente y amorosa, pero también ruda y resistente.

En las escuelas espirituales donde estuve, me di cuenta que a muchos de los practicantes les faltaba carácter, fuerza bruta. Jamás alcanzaban su esplendor espiritual, porque les hacía falta este elemento. Mientras que al contrario, descubrí que a la mayoría de mis compañeros de los dojos donde entrenaba, les hacía falta la sensibilidad, la inteligencia y el refinamiento que te suele dar la práctica espiritual.


Durante años, sentí el contraste entre mis escuelas espirituales y los dojos donde entrenaba. En el dojo, la gente era muy física, muy superficial y muy poco espiritual. En las escuelas espirituales era lo opuesto, la gente era demasiado intelectual, pero les faltaba acción, les faltaba esa fuerza bruta que te dan las artes marciales. Así que, me preguntaba: ¿Por qué no podrían en el dojo ser más espirituales, y en la escuela espiritual, ser más rudos?

He tratado de entrenarme a mí mismo buscando este balance, sin embargo, las herramientas para lograrlo no las encontré en una sola escuela, tuve que recorrer un largo camino, a través de muchas enseñanzas y con muchos maestros, para tener un conjunto de ejercicios para el trabajo interno y externo que me dieran verdadero balance. Me hubiera gustado mucho, haber encontrado todas esas enseñanzas en una sola escuela. Me habría ahorrado mucho tiempo, mucho trabajo, y tal vez habría cometido menos errores.

 

Jamás encontré una escuela  integral, donde se enseñara a trabajar en balance lo interno y lo
externo, y fué por eso que me propuse crear una escuela así. ESO ES CUARTO DRAGÓN.



Durante los últimos años, enseñando y compartiendo en internet, he conocido muchas personas como yo. Gente que está buscando lo mismo que yo: Entrenar artes marciales interiores y exteriores, es decir, artes marciales integrales. Y para esas personas, cree este programa.

Cuarto Dragón no es un sistema marcial tradicional. En la parte externa, en lo físico sí somos una escuela  tradicional de artes marciales, porque entrenamos bajo un programa dividido por grados y cintas; pero en la estructura interior, somos más como una comunidad espiritual, donde lo más importante es nuestro desarrollo personal.

Mi sistema principal de artes marciales es y siempre fué el ninjutsu. Así que mi escuela la he montado sobre la base filosófica y conceptual de este arte, incorporando técnicas y habilidades que adquirí a través de cursos y clases de otras disciplinas marciales como el Jiu Jitsu, el Karate y el Kick Boxing., pero con una pedagogía centrada en el desarrollo integral de cada alumno.

De los años que estuve en escuelas espirituales, de desarrollo personal y con coaches, compilé ejercicios e información útil para el trabajo interior, que comparto con mis alumnos. No practicamos ninguna filosofía, más bien las estudiamos todas y tomamos lo que nos sirve de cada una de ellas.

 

ENTRENAR PARA SUPERARTE, NO PARA SER "CAMPEÓN".

 

Yo creo que al mundo no le hacen falta más campeones. En el mundo hacen falta personas que sepan trabajar en equipo, no que compitan entre ellos para ver cuál es el "mejor". Es verdad que en las artes marciales hay que aprender a pelear, pero pelear no necesariamente es una finalidad. Una vez que sabes pelear, una vez que sabes defenderte bien, ya no necesitas pelear. Cuando sabes bien artes marciales estás lleno de aplomo, entonces nadie se mete contigo.

Las personas que se enfocan tan obsesivamente en la pelea y la competencia, se llenan de ego. Hoy en día, los torneos de artes marciales son arenas de ego. Los competidores están obsesionados por ganar a toda costa y están dispuestos incluso a hacer trampa, con tal de lograrlo. Y tristemente, muchos maestros están en la misma posición.


En Cuarto Dragón, no nos centramos en la pelea, ni siquiera vamos a torneos. Aquí, un alumno va aprendiendo las bases del combate, poco a poco, a lo largo de sus grados, para finalmente empezar a pelear cuando ya es avanzado, cuando ya es un practicante más maduro, física y emocionalmente, como para poder pelear sin perder su balance interior.

¿Si no nos enfocamos en la pelea, qué hacemos entonces?

Afortunadamente, el arte marcial es muy vasto y nos ofrece un sinfín de habilidades que podemos desarrollar, sobre todo en artes como el ninjutsu, en donde hay una enorme variedad de armas y técnicas de defensa personal.

ENFOQUE EN EL DESARROLLO PERSONAL, MÁS QUE EN EL ARTE MARCIAL MISMO

Hay escuelas donde el enfoque es practicar como una finalidad, donde el sistema y la tradición es una finalidad, pero descuidan el trabajo interior; y el resultado de eso, es una comunidad de practicantes que son muy buenos para ejecutar los movimientos, pero que son disfuncionales como personas.

Se supone que el arte marcial nos ayude a trabajar con nuestras disfuncionalidades. Cuando pensamos en un monje shaolín, solemos pensar en una persona que tiene balance interior. El deseo por superarnos, el anhelo de que las artes marciales y su filosofía nos ayuden a convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos, está implícito en nuestro deseo aspiracional por convertirnos en artistas marciales. ¿No es esa la razón por la que admiramos a nuestros ídolos marciales como Jet Li o Donnie Yen? No vemos en ellos nada más un artista marcial "patea traseros". Les vemos como un ejemplo de superación, como modelos de personas que han alcanzado un nivel óptimo de balance, plenitud y éxito personal. ¿No es eso lo que realmente anhelamos?

Aquí en Cuarto Dragón, entrenamos con esa perspectiva. Aquí es más importante estar enfocados en que el arte marcial nos esté ayudando a crecer como personas y todo lo demás, pasa a segundo plano. Las técnicas, los grados y los protocolos tradicionalistas, aquí no tienen tanta importancia.

 

MENTORAJE PERSONALIZADO
 

Cuando eres joven, tus maestros, tus mentores, tus Senseis, son tus ídolos. Crees que se las saben de todas todas, y por lo mismo te sientes deseoso por pedirles consejo. Tenemos la idea de que un maestro de artes marciales es una especie de sabio, pero no es así en la mayoría de los casos. La verdad, es que la mayoría de los maestros no pueden ayudarte con tus problemas, porque ni siquiera pueden hacerse cargo de los suyos.

Yo no soy un sabio ni un erudito. Soy alguien que ncomete muchos errores, pero sí he leído muchos libros, he tomado terapia muchas veces, y llevo muchos años luchando conmigo mismo. Eso me ha permitido conocer un poco más de cerca la conducta humana, a pesar de que no soy psicólogo. He estado en muchas terapias de grupo y conozco bien el proceso a través del cual, una persona pasa del dolor, a una vida plena. Por eso me es fácil hacer mesa redonda con mis alumnos y moderar el grupo para que entre todos nos demos consejos para nuestro desarrollo personal.

No solo hacemos terapia de grupo, también le doy mentoraje personalizado a todos mis alumnos; y a la vez, enseño a los avanzados a hacer lo mismo con los principiantes. No tenemos todas las respuestas, pero entre todos, las encontramos. Esta es más una escuela de superación personal, que un club deportivo. Aquí suelen llegar chicos con problemas, y solemos verlos florecer hasta convertirse en personas plenas y felices.

 

TRABAJO EN EQUIPO Y CONCENSO


La mayoría de los sistemas marciales son una Dictadura. Se hace lo que el maestro o director dice, sin importar si está mal. De hecho, sucede a menudo que el líder está mal y todos los alumnos "le dan el avión". Nadie le dice que está mal, porque es un autoritario que no acepta que comete errores. Así que los alumnos se la pasan hablando mal a espaldas del maestro, sintiéndose frustrados e inconformes... ESO NO SUCEDE EN ESTA ESCUELA. Aquí, somos un CONSEJO y todos decidimos. Sí, es mi escuela, pero yo mismo lo dispuse así, porque creo que los más grandes líderes tienen un grupo de consejeros que le ayudan a ver diferentes puntos de vista, y entre todos deciden. Así es en Cuarto Dargón.

En las clases, todos ayudan a todos, aquí, mientras más avanzado eres, más humilde y servicial debes ser. Mientras más creces, mientras más sabes, más debes estar ayudando a los nuevos. Los avanzados están al pendiente de los intermedios, y los intermedios están al pendiente de los principiantes para ofrecerles ayuda., tal y como debe ser en una comunidad.

UN SISTEMA EN CONSTANTE EVOLUCIÓN

Me han preguntado muchas veces que por qué no pertenezco a ninguna organización o asociación de artes marciales, y una de las razones esta:

En la mayoría de las organizaciones, tienes que apegarte a un programa de entrenamiento que no ha evolucionado desde hace muchos años. Y aunque creo que es importante que existan personas que transmitan el conocimiento intacto para preservar las tradiciones; al mismo tiempo, creo que debemos haber personas que estemos haciendo evolucionar el conocimiento, adaptándolo a la modernidad.

En el ninjutsu ocurre mucho esto. Los maestros tradicionalistas dicen que entrenar alterando el conocimiento es malo, pero yo creo que es todo lo contrario. Los practicantes de esta época son muy distintos a los guerreros antiguos. No podemos enseñarles lo antiguo al pie de la letra. Debemos adaptar el arte marcial a la idiosincrasia de las personas de la era actual, para que el arte marcial sea de verdad útil para el desarrollo y el balance del alumno.

Es por eso que en cuarto Dragón, nuestro sistema jamás permanece intacto. Constantemente estamos analizando lo que funciona y lo que no, y lo estamos cambiando por algo nuevo. Constantemente estamos implementando nuevos movimientos y haciendo ajustes en la guía de entrenamiento.

 

UN ARTE MARCIAL HECHO PARA ADAPTARSE A TÍ Y NO TÚ A ÉL
 

Es muy común, que en los sistemas marciales tengas que apegarte a realizar movimientos al pie de la letra... ¡Y así debe ser, pero solo para algunas cosas! Es verdad que al principio, es necesario aprender a base de repeticiones incansables, para desarrollar movimientos puros y bien hechos. Pero una vez que los dominas, tienes que evolucionar hasta convertir el arte marcial en parte tuya de manera natural.

Yo creo que todos somos diferentes. todos expresamos el arte marcial de un modo diferente y único. Así que debemos dejar que cada uno se mueva a su manera, sin obligarle a que realice los movimientos religiosamente.

Aquí en cuarto Dragón, tenemos un "tronco común", un grupo de principios que no cambian. Le enseñamos esos princpios al alumno, y sí, le transmitimos "coreografías de movimientos", pero al final, le estimulamos a que haga esos movimientos suyos y los exprese a su manera, sin que el Sensei se enoje porque no está haciendo la kata al pie de la letra, tal y como se enseñó hace 200 años.



QUIENES ENTRENAN CUARTO DRAGÓN


Para nosotros, el arte marcial no es una finalidad. Para nosotros no tienen ninguna importancia los grados, los danes, los diplomas, los trofeos, ni pertenecer a las organizaciones de mayor prestigio a nivel mundial. No buscamos volvernos peleadores, ni campeones de nada. Tampoco somos personas agresivas que quieran aprender artes marciales para andarse peleando en la calle. Entrenamos artes marciales por salud, por deporte, y por hacer arte, pero sobre todo, las entrenamos para superarnos. Para nosotros, las artes marciales solo son un escenario externo, donde libramos la batalla interior contra nuestros defectos y limitaciones.

Hemos creado una comunidad donde todos nos llevamos bien, donde todos somos amigos. Nos reunimos para entrenar con la finalidad de divertirnos y de compartir nuestra pasión, en un ambiente de camaradería, desarrollando un sentido de pertenencia, no hacia el sistema marcial, sino hacia el grupo, porque sabemos que las personas son más importantes que la enseñanza misma.



Un alumno me dijo hace poco que, había estado en varios grupos, pero que sentía que no eran su "Tribu", que sentía que no encajaba allí, hasta que llegó con nosotros. Dice que al llegar aquí, sintió que nosotros éramos su Tribu, que desde el primer día se sintió como en casa. ¡Yo siento lo mismo! Mis alumnos son mi Tribu y mi familia, y todos ellos piensan igual. 

Si tú te sientes identificado con esto. Si tú andas buscando un grupo así, muy probablemente, nosotros somos tu comunidad. Si tú piensas igual, tal vez nosotros seamos tu Tribu. En ese caso... ¡Ven a entrenar con nosotros!

 

 

Anonymous

Could

07 Jan 2016 - 12:48 am

m prácticamente que si puedo entrenar con usted los fines de semana aunque este entrenando ninjutsu en otra parte ?

Mario Neri M

Mario Neri M

05 Jan 2016 - 05:35 pm

Hola Could. No entiendo tu pregunta.

Anonymous

Could

03 Jan 2016 - 03:42 am

disculpe tenia la duda mire yo apenas espese a entrenar ninjutsu vivo en otro estado pero viajo a el estado de mexico los fines de semana ay algún conflicto si entreno con usted estando en pergamino de tierra ?

Anonymous

Victoria

04 Dec 2015 - 07:47 am

Gracias sensei!

Mario Neri M

Mario Neri M

23 Nov 2015 - 03:05 pm

Hola Victoria,

Por fa vor discúlpame por contestarte hasta ahora. Es que hemos estado teniendo mucho trabajo.

Es verdad, anunciamos lo de las clases online pero por una razón u otra, no lo hemos podido llevar a la práctica. Ya estamos por abrir un estudio de grabación donde estaremos haciendo todo el material para estas clases y esperamos poder estrenarlo en febrero. Manténte en contacto a través de las Redes para que sepas exactamente la fecha de su lanzamiento. Gracias y saludos.

Anonymous

Victoria

20 Oct 2015 - 08:45 am

hola sensei. En el video de la filosofía del cuarto dragos habla de un curso online para aprender a dominar los cuatro dragones, pero no lo encuentro aquí en la pagina. Podria indicarme donde buscarlo por favor? Me interesa mucho desarrollarlos. Saludos desde Chile!

Agregar un comentario

Tu nombre o Ingresar

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *